martes, septiembre 13, 2005

Arsenio Benítez


En esta galería de la infamia no podía faltar Arsenio “El Chiquito” Benítez. Jugador paraguayo, aterrizó en el Millonarios de Castelnoble (Si..si… tranquilos, ya vendrá el post de Castelnoble), en 1997, generando grandes expectativas entre la afición azul. Motivos no faltaban, venía de la primera división argentina (cosa ya no muy usual en los refuerzos del fútbol colombiano), y además traía el rotulo de haber sido el delantero estrella de aquella selección olímpica paraguaya de Barcelona 92. (Junto a valores llenos de futuro como Gustavo Neffa…).

Llegó proveniente del Deportivo Español (¡¡Después preguntan porque este club se fue a la quiebra…!! No olviden que de allá también vino el “paquetaco” Núñez), con el rotulo de gran cabeceador, sin embargo sus balances fueron magros, y se le despachó al poco tiempo.

Hoy en día debe trabajar de espantapájaros en alguna finca en su país natal, lo cual no le debe quedar difícil, pues de movilidad no andaba nada bien, o en el mejor de los casos debe ser entrenador de baloncesto en un colegio femenino.

Aunque en algún lugar habrá alguno que afirme que el “Chiquito” era un crack, les aseguramos que él si que supo ganarse a pulso su entrada al Bestiario.

Arsenio cuando apenas comenzaba con la camiseta de Mandiyú.