viernes, septiembre 23, 2005

Luis Eduardo Garzón


Pese a que no pertenece al mundo del fútbol, esta redacción ha considerado que el señor alcalde de Bogotá se merece un lugar en este Bestiario, por su decisión de cerrar el estadio “El Campín” para el clásico Millonarios-Santa Fe del próximo 2 de octubre, en el cual el equipo azul debía actuar como local.

Su merito consiste en ser el mismo personaje que se hizo el de la vista gorda con la bacanal que armó parte considerable de la hinchada de Santa Fe el pasado 11 de mayo, (con muerto incluido, invasión a la cancha, golpes de un hincha al arbitro etc) y ahora en una demostración de su enorme sentido de justicia y sentido común, resuelve hacerse el duro y no prestarle el estadio a Millonarios por una pelea aislada de cuatro o cinco hampones en una tribuna popular. (General Verdad estuvo en el estadio ese día y puede dar fe de eso… vaya poder de manipulación el de la Televisión…)

Por oportunista, por servirle de payasito a “Yo José Gabriel”, y por contribuir a desilusionarnos de la izquierda democrática como una opción, aquí esta tu homenaje. Eso si... creo que no te importará lo que nosotros pensemos, igual ahora con tu decisión gozas del favor momentano de la gente "de bien" que habitualmente te desprecia...